11/10/2009

Memorias de mundos desparecidos, Víctor Serge

(fragmento)

Aun desde antes de salir de la infancia, me parece que tuve, muy claro, este doble sentimiento que habría de dominarme durante toda la primera parte de mi vida: el de vivir en un mundo sin evasión posible donde el único remedio era luchar por una evasión imposible. Sentía una aversión mezclada de rabia y de indignación hacia los hombres a los que veía instalarse en él cómodamente. ¿Cómo podían igorar su cautiverio, cómo podían ignorar su iniquidad?

De Memorias de mundos desparecidos (1901-1941). México: Siglo XXI, 2002.

1 Comments:

Blogger Ingrid Solana said...

Hola guapo! Besos.

19/10/09 00:06  

Publicar un comentario

<< Home