10/09/2010

Paseo I

En el principio fue el viaje:
en el viaje somos, intuimos, bregamos, caemos. 


Somos -en el camino-
                     paseantes y sangre que camina.

Grieta arrastra al vértigo, 
palabra ahoga el silencio, 
silencio palpita pese a sí.

No dejamos la sangre, ni el silencio ni el camino.